Nuevos conjuntos rupestres en las cuevas de Altamira: scannner y 3D



Gracias a las nuevas técnicas de imagen aplicadas en su interior por el equipo de las Cuevas de Altamira, han ayudado a comprender con más precisión lo que ocurre en la caverna. En concreto, la famosa cueva cántabra tiene un 19% más de superficie de lo que se había topografíado hasta ahora, lo que son 723 metros cuadrados más. cuenta con un volumen total de 286 metros cúbicos, un 15% menos que la cifra utilizada hasta ahora.
Los miembros del proyecto pasaron 50 horas trabajando en el interior del espacio, aplicando las nuevas tecnologías. SIGAREP es el mismo equipo que recientemente hizo públicas, a través deLaboratorio para Sapiens, 250 nuevas pinturas rupestres en la cercana Cueva del Castillo. Este nuevo trabajo se ha logrado realizar tras conseguir una subvención del Ministerio de Cultura a través del Ayuntamiento de Santillana del Mar.



Los investigadores topografíaron en una sima de Altamira, donde no se había estado desde hacía décadas, y que han conseguido la más completa planta de la cueva que acoge las pinturas paleolíticas más famosas en todo el mundo. En concreto, describieron una galería de 20 metros que no estaba registrada, así como otros espacios que no figuraban en documentos cartográficos anteriores. "La nueva topografía reduce el volumen de polícromos en relación con el tamaño de la cueva, cambia las distancias y las morfologías", apunta José Latova, miembro del equipo.

El proyecto tenía tres objetivos: obtener un modelo en 3D de toda la cavidad, realizar una gigaorto-imagen del Techo de Polícromos (una imagen desde un plano ortogonal a escala real) y hacer también micro-imágenes de las bacterias en 3D in situ, para ver con detalle su evolución en extensión y en volumen. "Al final se aprobó la parte de realizar trabajos de topografía, la orto-imagen del Techo y algunas pruebas con las bacterias en 3D, así como el análisis de una pintura menor. 






Aplicando nuevas técnicas de imagen, con la empresa GIM-Geomatics, lograron un escaneado de la cueva con dos milímetros de resolución y en el Techo de Polícromos lograron un milímetro. "La orto-imagen del Techo de Polícromos, con una resolución de 16 píxeles por mm2, la hemos proyectado en un plano que tiene en cuenta, por vez primera, la inclinación del techo, que es de 7,824º; sin contar con ese factor, las figuras se veían deformadas. En total, tomamos 560 fotos, que se ajustan en la fotogrametría. Con este material, es posible ver imágenes del pasado y comparar matemáticamente las pérdidas de pigmento y  la estalactitas.



Fuente
Texto y Fotos:

Entradas populares de este blog

La reconstrucción arqueológica en 3D del Mausoleo de Augusto

Google abre "Expeditions" ahora para todo el mundo

Vete a campo sin complicaciones: Aplicaciones SIG gratuitas en tu móvil