El Indiana Jones es un robot: El primer robot arqueólogo


El Harrison Ford de los robots ha sido creado en la Universidad Autónoma de Barcelona, Su trabajo es investigar los lugares más peligrosos, aquellos a los que un humano no podría acceder. La Unión Europea apuesta por ellos (en realidad son varios, de diferentes tamaños y funciones), pero también son bienvenidos en las pirámides egipcias o mexicanas.


En 2005, Juan Antonio Barceló escribió una historia de ciencia ficción – 'A science fiction tale? A robot called Archaeologist'. Imaginó un futuro en que las máquinas serían inteligentes, capaces de hacer cosas igual o mejor que los humanos. Un futuro en que los robots pudieran, incluso, convertirse en arqueólogos, y sustituir a los Indiana Jones de carne y hueso.






El proyecto Rovina, desarrollado sobre todo entre Italia y Alemania, es uno de ellos. Cuenta con el apoyo de la Unión Europea para desarrollar programas, piezas de 'software', que se han utilizado ya en catacumbas de Roma como la de Santa Priscila. Han inspeccionado el terreno, han tomado datos y lo han mapeado, según Cyrill Stachniss, uno de los coordinadores del proyecto. Están todavía en una fase muy inicial; por eso se dedican especialmente a analizar lugares de fácil acceso, a modo de prueba, para luego adentrarse en otros que para el ser humano son inaccesibles.


Entradas populares de este blog

Vete a campo sin complicaciones: Aplicaciones SIG gratuitas en tu móvil

App para aprender náhuatl:Metstlisoft

Google Earth se renueva: Ésta fue nuestra impresión en un viaje a Egipto.