Ir al contenido principal

La memoria e historia judía en una exposición interactiva en dispositivos móviles


Mapa de las fronteras y reparto de territorios bíblicos de las tribus de Israel. Anónimo (siglo XIX). / BIBLIOTECA NACIONAL DE ISRAEL




La Casa del Lector, España, llevó a cabo la presentación de su primera muestra virtual, que se adentra en las colecciones de la Biblioteca Nacional de Israel a través de un dispositivo móvil.

Si alguien quiere leer las predicciones apocalípticas de Newton —a partir del Libro de Daniel calculó que el fin del mundo será en 2066 (se verá, se verá)— o la carta de suicidio escrita en 1942 por Stefan Zweig antes de envenenarse (“Prefiero, pues, poner fin a mi vida en el momento apropiado, erguido, como un hombre cuyo trabajo cultural siempre ha sido su felicidad más pura y su libertad personal, su más preciada posesión en esta tierra”), tiene que desplazarse físicamente a la sede madrileña de la institución en Matadero. Una vez allí, con su tableta o su móvil —o una de las 30 tabletas en préstamo gratuito que proporciona el centro— podrá acceder mediante códigos QR al lugar virtual donde se aloja la muestra, hasta el 21 de septiembre.
La espina central del espacio acoge elementos decorativos relacionados con la exposición pero los documentos, los mapas, los vídeos, las fotografías y las informaciones están en la nube. “Esta exposición es la primera piedra de la Biblioteca Digital con la que esta institución quiere imaginar la biblioteca del futuro”, avanzó el director de Casa del Lector, César Antonio Molina.
La memoria judía (antigua y contemporánea) ocupa un lugar preeminente en coherencia con la vocación de la institución de Jerusalén, que reunió material disperso por Europa, Asia y América durante dos milenios. Una de esas joyas es el manuscrito original del comentario sobre la Mishná, texto canónico de la ley judía, realizado por el médico y filósofo cordobés Maimónides. Fruto de épocas pasadas de interacciones lingüísticas y vecindades menos problemáticas que las actuales, a la BNI también ha llegado una valiosa colección islámica.

Casa del Lector es un gran centro cultural que hará de los lectores y la lectura sus protagonistas fundamentales. Un lugar desde el que experimentar con la lectura, sus nuevas manifestaciones, su promoción, la formación de sus intermediarios.


                                           

La BNI conserva parte de los archivos de Benjamin, Kafka y Stefan Zweig, como la misiva enviada desde Londres en 1933 donde el escritor austriaco ya atisba el fin de su mundo, digitalizada para la ocasión: “No puedo quedarme en Salzburgo, una pequeña ciudad de lo más antisemita, cerca de la frontera alemana, sin estar fuertemente condicionado. Y así, estoy perdiendo mi hogar, mis libros, mis colecciones y tengo que comenzar una vida completamente nueva a pesar de mi cansancio”.


Fuente:

Entradas populares de este blog

La Reconstrucción virtual del Tzompantli Azteca de Templo Mayor, México

Para los aztecas, el sacrificio humano fue parte de su cosmovisión y su identidad cultural. Los hallazgos recientes de una parte del Tzompantli de Templo Mayor, Tenochtitlán,  muestran que un vasto estante de cráneos (estaba en el corazón de su capital y justo debajo de la catedral y de los predios adyacentes.

El pasado agosto del 2017, tuvimos la oportunidad de ver las excavaciones y una charla con los colegas arqueólogos donde, in situ, Lorena Vásquez nos mostraba la magnificencia de aquel tzompantli y que no sólo contenía cráneos masculinos, sino también de niños y mujeres.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México comenta que es el descubrimiento más significativo en décadas sobre la ciudad azteca de Tenochtitlán: los restos de un estante y una torre de calaveras pertenecientes a víctimas de sacrificios humanos. La reconstrucción virtual aquí mostrada fue publicada en Science por Lizzi Wade, Alberto Cuadra, Chris Bickel y Jia You; y las excavaciones estuvieron a …

Salem, la niña de 3 millones de años y su reconstrucción por nuevas tecnologías

El análisis de un esqueleto fósil de 3.3 millones de años de antigüedad revela la columna vertebral más completa de cualquier familiar humano temprano, incluyendo vértebras, cuello y caja torácica. Los hallazgos, publicados esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias y en Nature indican que porciones de la estructura espinal humana que permiten movimientos de caminar eficientes se establecieron millones de años antes de lo que se pensaba.


Si el fósil Lucy, la mujer más famosa del pasado humano, tuviera un hijo, podría haberse parecido mucho al resto de cráneo y huesos descubiertos por científicos que cavaban en las tierras baldías de Etiopía .

Los paleontólogos que anuncian el descubrimiento de la niña mejor conservada encontrada en el linaje humano. Se estimó que tenía unos 3 años de edad al momento de la muerte, probablemente una hembra y un miembro de la especie Australopithecus afarensis, el mismo que Lucy.


Muchas características de la columna vertebral humana y …

La reconstrucción de la adolescente griega de 9,000 años de edad

Ahora se puede volver a ver la adolescente, luego de que los científicos reconstruyeron su rostro para mostrar cómo era la gente en el período mesolítico, alrededor del 7,000 aC.


Se cree que Dawn tenía entre 15 y 18 años según un análisis de sus huesos y dientes. Ella tiene una mandíbula protuberante, que se cree que fue causada por la masticación de la piel de los animales para convertirla en cuero suave, una práctica común entre la gente de esa época, y una expresión ceñuda.



Su infancia, según los investigadores, fue posiblemente anémico y puede haber sufrido de escorbuto, dijeron los investigadores. La evidencia también apunta a problemas de cadera y articulaciones, lo que puede haber dificultado su movimiento y puede haber contribuido a su muerte.

Descubierta en una cueva en 1993, la niña fue nombrada Avgi, en griego, por Dawn, porque vivió durante lo que se considera el comienzo de la civilización.



Theopetra Cave, en la región de Thessaly, fue habitada por primera vez hace unos…