El Buda cósmico de Vairocana en China, su perspectiva tridimensional

La evidencia de uno de los Buda más impresionantes de la dinastia Qi (550-77 dC), ha sido recreado en un modelo de 3D por el Instituto Smithsonian. El equipo smithsoniano, ha estado explorando, detallando e interpretando la escultura desde el otoño de 2011.

                                           
El "Cosmic Buda" fue hecho probablemente en el norte de China entre los años 550 y 600 dC, un período de gran vitalidad para el budismo chino en el que la fe y los creyentes disfrutaban del patrocinio imperial en todos los estratos de la sociedad. El buda realizado en caliza y pigmentos especiales, refleja escenas cuidadosamente elaboradas de "Cosmic Buda" reflejan la creciente sofisticación de arte budista, los elementos del paisaje en capas, diagonales y los puntos de fuga transmiten una sensación de espacio que retrocede en la distancia.
El proyecto del Buda contempla un registro de todos los bordes, grabados en el más mínimo detalle, para crear precisas vistas 3D desde todos los ángulos. Estas imágenes fueron enlazadas digitalmente y cargadas en el software que permitirá a los usuarios mover, luz y manipular el objeto de una manera importante, y que físicamente sería imposible.

                  

Al igual que las pinturas de Lascaux, en el "conjunto de los caballos", donde nadie, incluso los investigadores pueden acceder, los pequeños detalles narrativos que cubre esta escultura monumental del Buda, proporciona las primeras visiones simbólicas chinas del cosmos budista.
Presentado como una emanación mágica dentro de la figura de piedra caliza, este mapa conceptual del universo se asocia con Vairochana , el Buda Cósmico (Pilushena en chino), y el sutra Avatamsaka ( Huayan Jing ).
Junto con el suministro de las primeras evidencias de dicho mapeo alegórico, estas representaciones reflejan la increíble sofisticación de ilustración narrativa china y el tratamiento del espacio pictórico.
Ambas técnicas se habían desarrollado durante los siglos anteriores trabajada por medio de la pintura con cepillo.
Los pequeños restos de pigmento que quedaron en la superficie, sugieren que el diseño fue pintado originalmente, lo que habría hecho las escenas más fáciles de percibir y entender, como una manera de ocultismo budista.




El error como en todos grabados antiguos, los investigadores habían utilizado tradicionalmente los calcos con tinta negro sobre papel blanco, que facilitaba el contraste del material con los símbolos. Dicha práctica probablemente acarreo la degradación de la pintura en la escultura. Hoy con el escaneo digital, se facilita una variedad más amplia de técnicas de imagen para mejorar la claridad de la superficie.
Asimismo los escáneres digitales también son herramientas útiles para compartir la investigación, ya que los materiales de base, ilustraciones relacionadas, y la interpretación se puede conectar fácilmente.

Fuente, Imagenes y video:

Lo más visto