Ir al contenido principal

La reconstrucción de sitios mayas en 3D, los primeros diseños a partir de la investigación arqueológica

Las grandes urbes mayas como Calakmul, Kaminaljuyu, Piedras Negras y Tikal, pueden ser admiradas en las reproducciones tridimensionales, gracias al trabajo de Massimo Stefani del Centro Italiano di Studi e Ricerche Archeologiche Precolombiane - Brescia. Las evidencias no sólo abarcan los patrones de asentamiento de las ciudades arqueológicas, sino también los grandes frisos del sitio maya de "Placeres" que se localiza en el Museo Nacional de Antropología, México DF, los mascarones de Chahk de "El Zotz" y los mascarones de Holmul, entre otros.


                            
El doctor en arquitectura, Massimo Stefani comenzó su labor profesional en torno al C.A.D. (“Computer Aided Design”) y la docencia en dibujo y diseño asistido por computadora así como en “computer art”. Es colaborador del C.I.S.R.A.P. (Centro Italiano Studi e Ricerche Archeologiche Precolombiane - Brescia), del C.S.A.C.A. (Centro Studi Americanistici Circolo Amerindiano - Perugia) y, más recientemente, de varios Proyectos arqueológicos en México y Guatemala.


Uniendo su actividad profesional a la investigación en Arqueología asistida por computadora, en la actualidad está centrado en la obtención de representaciones tridimensionales de los sitios arqueológicos en alta calidad final. En estos últimos años su actividad se dedica a la fotogrametría tridimensional desde fotografías y videos.
En este ámbito, la tecnología tiene una gran utilidad evidente en el ámbito de detalles iconográficos, movilidad y manipulación de los patrones de asentamiento, ya que permite recoger información visual de mucha calidad, ya comprimida, y con aparatos menos sofisticados y caros.






Fuente:

www.archeografica.org

Entradas populares de este blog

La Reconstrucción virtual del Tzompantli Azteca de Templo Mayor, México

Para los aztecas, el sacrificio humano fue parte de su cosmovisión y su identidad cultural. Los hallazgos recientes de una parte del Tzompantli de Templo Mayor, Tenochtitlán,  muestran que un vasto estante de cráneos (estaba en el corazón de su capital y justo debajo de la catedral y de los predios adyacentes.

El pasado agosto del 2017, tuvimos la oportunidad de ver las excavaciones y una charla con los colegas arqueólogos donde, in situ, Lorena Vásquez nos mostraba la magnificencia de aquel tzompantli y que no sólo contenía cráneos masculinos, sino también de niños y mujeres.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México comenta que es el descubrimiento más significativo en décadas sobre la ciudad azteca de Tenochtitlán: los restos de un estante y una torre de calaveras pertenecientes a víctimas de sacrificios humanos. La reconstrucción virtual aquí mostrada fue publicada en Science por Lizzi Wade, Alberto Cuadra, Chris Bickel y Jia You; y las excavaciones estuvieron a …

Salem, la niña de 3 millones de años y su reconstrucción por nuevas tecnologías

El análisis de un esqueleto fósil de 3.3 millones de años de antigüedad revela la columna vertebral más completa de cualquier familiar humano temprano, incluyendo vértebras, cuello y caja torácica. Los hallazgos, publicados esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias y en Nature indican que porciones de la estructura espinal humana que permiten movimientos de caminar eficientes se establecieron millones de años antes de lo que se pensaba.


Si el fósil Lucy, la mujer más famosa del pasado humano, tuviera un hijo, podría haberse parecido mucho al resto de cráneo y huesos descubiertos por científicos que cavaban en las tierras baldías de Etiopía .

Los paleontólogos que anuncian el descubrimiento de la niña mejor conservada encontrada en el linaje humano. Se estimó que tenía unos 3 años de edad al momento de la muerte, probablemente una hembra y un miembro de la especie Australopithecus afarensis, el mismo que Lucy.


Muchas características de la columna vertebral humana y …

La reconstrucción de la adolescente griega de 9,000 años de edad

Ahora se puede volver a ver la adolescente, luego de que los científicos reconstruyeron su rostro para mostrar cómo era la gente en el período mesolítico, alrededor del 7,000 aC.


Se cree que Dawn tenía entre 15 y 18 años según un análisis de sus huesos y dientes. Ella tiene una mandíbula protuberante, que se cree que fue causada por la masticación de la piel de los animales para convertirla en cuero suave, una práctica común entre la gente de esa época, y una expresión ceñuda.



Su infancia, según los investigadores, fue posiblemente anémico y puede haber sufrido de escorbuto, dijeron los investigadores. La evidencia también apunta a problemas de cadera y articulaciones, lo que puede haber dificultado su movimiento y puede haber contribuido a su muerte.

Descubierta en una cueva en 1993, la niña fue nombrada Avgi, en griego, por Dawn, porque vivió durante lo que se considera el comienzo de la civilización.



Theopetra Cave, en la región de Thessaly, fue habitada por primera vez hace unos…